Noticias breves

por periodicosinpermiso

Dictadura Nunca Más

El día 3 de noviembre frente a la junta gubernamental del partido colorado, ubicada sobre la calle 25 de mayo, se realizó un acto de protesta bastante apreciable. Es que en el interior de edificio se hizo el lanzamiento del nuevo libro de Von Lepel  “Refutando falacias sobre el gobierno del general Stroessner y anécdotas con él mismo”.

El autor del libro, quien desempeñó cargos avanzados durante el mandato del general como diputado, presidente de la Corte Suprema, etc, fue uno de los “tantos” benefactores del régimen que mantuvo en luto al pueblo por 35 años de dictadura militar.

Alrededor  de 100 personas, entre víctimas de la dictadura, militantes de izquierda, estudiantes y gente sin partido, asistieron al escrache durante el cual se realizaron cánticos, pintatas en los muros del local colorado, se arrojaron huevos al edificio y a los que salían de éste. Durante el acto de protesta, se produjeron leves incidentes con las fuerzas del orden y fotógrafos que trataban de individualizar a los manifestantes, además de colorados que en cierto momento arrojaron proyectiles hacia los manifestantes (pequeñas piedras).

La manifestación se extendió hasta el fin del acto de los colorados. Tras esto, los manifestantes se dispersaron…

No hubo heridxs.

Conmoción en las cárceles de la democracia

Tumulto en el “Centro de Rehabilitación Social” (en realidad es una cárcel para menores) de Cambyretá, Itapua el pasado 23 de noviembre. Cansados de los insultos verbales y los fastidios de los guardias y enojados por la prohibición de visitas y el encierro en general, 16 internos decidieron ocupar su pabellón. Quemaron colchones y las parillas de las camas, destruyeron partes de la infraestructura y se enfrentaron con los guardias. Fue necesario un escuadrón del Grupo de Operaciones Especiales para reprimir la rebelión. La directora de Institutos Penales (la que maneja todas las jaulas estatales en este país) Olga Blanco, declaró que no hubo heridos.

La misma, encabezó personalmente – arma en mano – una brutal represión en la noche entre el 2 y el 3 de setiembre, en la cárcel de Ciudad del Este. 70% de los presos amanecieron con marcas de golpizas, balines de goma y torturas. Nada menos que 41 guardiacárceles están acusados de haber participado. Los guardias en cuestión utilizaron el miserable argumente de que ‘sólo ejecutaban órdenes’. Olga Blanco (también acusada) por su parte declaró que solamente se trataba de un cateo.

Enfrentamientos en Viñas Cue

A veces cuesta entender cómo tantas personas pueden conformarse en un mundo como este. Todos los días nos tropezamos con tremendas injusticias, sin embargo reina la paz social. El humano es un bicho curioso y, hay que admitirlo, su capacidad de adaptación no tiene límites.

Pero de vez en cuando, aunque todo el contexto parece desfavorable, ocurre lo contrario. Un corto circuito en la maquina democrática de pacificación. Son los momentos en que cierta gente, a veces sóla, a veces con miles, decide tomar el camino de la rebeldía. Son lindas sorpresas que nos dan fuerzas para seguir.

El pasado 6 de diciembre, la policía tenía agendado el desalojo de un terreno municipal en Viñas Cue. Un par de días antes, un grupo de 400 personas ocupó dicho espacio para construir viviendas. Entre 600 estaban las tropas de Carlos Filizzola (Frente Guasu): 90 antimotines, 35 de la montada, 450 canas normales, un par de asesores jurídicos y dos carros hidrantes para completar.

Aparentemente los ocupantes no compartían el punto de vista del Estado… En vez de salir cabizbajos y ceder ante la intimidación policiaca, decidieron pelear. Siguieron cinco horas de intensos enfrentamientos entre las fuerzas represivas y cientos de ocupantes encapuchadxs de todas las edades y sexos. Palos contra cachiporras, piedras contra balines de goma, bombas molotov y petardos contra la policía. Finalmente se logró desalojar el terreno, pero los disturbios siguieron en el barrio. Lugareños dicen que la policía tiró gases lacrimógenos en viviendas, pegando a todx aquel que se movía.

Pero la represión tiene muchas facetas: después de la violencia policial, la prensa y el aparato judicial empezaron su trabajo criminalizador. 27 personas quedaron detenidas e imputadas. Otros tantos tienen orden de captura.

¡Solidaridad con los rebeldes de Viñas Cue!

¡Libertad Inmediata a lxs 27!